skip to Main Content

¿Cómo reducir la Tasa de Rebote?

Tiempo de Lectura: 7 minutos

En otro artículo hablamos sobre la Tasa de Rebote, hoy vamos a ver cómo reducirla.

Como propietario del sitio, debes chequear periódicamente las Análiticas de tu sitio web. En ellas, puedes ver diferentes informes del comportamiento de tus visitantes. Puedes ver de dónde vienen, cuántas visitas tienes, las páginas que están viendo y muchas otras estadísticas. Una de las más importantes es la Tasa de Rebote.

La tasa de rebote es una métrica que indica el porcentaje de personas que aterrizan en una de tus páginas web y luego se van sin hacer click en ningún otro lugar en tu sitio web. Cuando un visitante deja nuestro sitio de inmediato, esto nos dice varias cosas. Las dos razones más importantes para este comportamiento son…

– El visitante no encontró lo que estaba buscando
– La página en que aterrizó no era fácil de usar (amigable al usuario)

En ocasiones, los visitantes realmente desean leer nuestro contenido, están interesados, pero la apariencia de nuestros sitios web hace que se vayan y obtengan otra fuente de información; en otras palabras, otro proveedor. De esta manera, simplemente perdemos un cliente, y tal vez para siempre. ¿Por qué? Porque es posible que cuando un visitante abandona un sitio web de inmediato, ya no vuelva a visitarlo. Eso es normal en Internet.

Si las páginas de entrada al sitio no son relevantes para tus visitantes, entonces no puedes esperar ninguna conversión, ventas o clientes potenciales. Debes tener en cuenta que la mayoría de las veces, las personas no ingresan a nuestro sitio web a través de la página de inicio. Normalmente aterrizan en nuestro sitio a través de un artículo u otra página que trata sobre un servicio, un producto, un anuncio o promoción.

Nuestro objetivo principal es retener a nuestros visitantes tanto como podamos, ya que cuanto más tiempo permanezcan en nuestros sitios web, más oportunidades tendremos de que tomen acción. Esas acciones pueden ser: leer más de nuestro buen contenido, hacer click en un enlace, suscribirse a nuestras listas, comprar algunos de nuestros productos o servicios, etc.

Estadísticas Generales sobre las Tasas de Rebote

Como regla general, una tasa de rebote en el rango de 26 a 40 por ciento es excelente. De 41 a 55 por ciento es apenas promedio. De 56 a 70 por ciento es más alto que el promedio, pero puede no ser motivo de alarma según el sitio web. Cualquier cosa superior al 70 por ciento es decepcionante para todo lo que esté fuera de blogs, noticias, eventos, etc.

Antes de preocuparte demasiado por tu alto porcentaje de tasas de rebote, quiero que chequees las siguientes estadísticas generales para los diferentes tipos o actividades en un sitio web. No todos los números son malos, como podríamos pensar. Es mejor analizarlos en comparación con el mercado en el que trabajamos. Echa un vistazo a la siguiente infografía. La diseñé en base al excelente trabajo de HubSpot.

• Sitios web de Servicio

Los sitios web de servicio se refieren a sitios donde los usuarios pueden lograr algo (administración financiera, inicios de sesión en el portal, etc.). Tienden a tener bajas tasas de rebote más o menos alrededor del 10% al 30%, porque cuando las personas se presentan ahí, es decir, los visitantes, generalmente saben exactamente lo que quieren.

• Sitios de Comercio Electrónico / Venta al por menor

Los sitios web de comercio electrónico son compañías que tienen tiendas en línea, cualquier cosa desde Best Buy hasta Amazon. Su promedio de porcentaje de rebote es de alrededor del 33.9% en estos días, aunque aquí hay mucha variación dependiendo de cuán eficiente es el sitio (Alibaba lo hace muy mal, Amazon lo hace muy bien, etc.).

• Sitios de Generación de Leads (Clientes Potenciales)

Esto es importante para las empresas B2B: sitios que venden servicios y paquetes de servicios específicos. Estos tienden a ver un índice de rebote entre 30% y 50%, más alto que los sitios de venta minorista, lo que indica una mayor necesidad de asegurarse de que los visitantes permanezcan dentro de ellos en los primeros segundos.

• De Contenido / Noticias

Estos sitios ven una tasa de rebote de 40% a 60%. Es un poco más alto porque estos sitios obtienen una clasificación alta de páginas en los motores de búsqueda, pero no necesariamente tienen la información que los usuarios desean.

• Páginas de Aterrizaje

Las páginas de aterrizaje con una llamada a la acción tienden a tener una tasa de rebote más alta, del 70% al 90%. Esto también se debe a que este tipo de páginas son realizadas con un llamado a la acción muy específico: “mira esto, dame tu email, compra esto o vete“.

En la estructura de estas páginas no hay menús, opciones de ninguna clase, ni nada que distraiga al visitante. De hecho, el diseño se realiza de forma tal, que todo el contenido de dicha página puede verse en una sola pantalla, es decir, sin deslizar hacia abajo. La persona que llega aquí, puede decidir en unos cuantos segundos si se queda o se va.

• Blogs

La razón de ser de los blogs es proporcionar contenido. Así que, es la naturaleza del contenido. Recuerda que un rebote significa que el visitante solo vio una sola página en el sitio, y pueden quedarse en esa página por cualquier cantidad de tiempo. Si tú visitas un sitio web que ofrece un servicio, probablemente haya varias páginas que necesitarás ver para usar el servicio u obtener más información al respecto.

Cuando vienes a un blog, por lo general es para leer una publicación en particular. Una vez que la hayas leído, es probable que te vayas. A menos que leas un segundo artículo en el blog, se considerará un rebote. Si los porcentajes de rebote de tu blog son más bajos que el promedio, eso que significa que tu blog efectivamente atrae a los lectores en vez de simplemente entretenerlos levemente.

Ahora que vimos toda la información anterior, veamos cómo reducir la Tasa de Rebote.

Haz esto para mejorar tu Tasa de Rebote

1- Atrae a los Visitantes correctos o Adecuados

Debes elegir las palabras clave correctas para que coincidan con tu contenido, no sólo para atraer la mayor cantidad de visitantes. Crea varias páginas de aterrizaje con contenido exclusivo y palabras clave para tus diferentes tipos de clientes. Recuerda, la gente no te está buscando a ti en Internet. Ellos están buscando soluciones a sus problemas, y esos problemas se transfieren a las palabras clave que tú trabajas en tus páginas y contenido. Entonces, lo que los motores de búsqueda ven son esas palabras clave, y por lo tanto, tu sitio web si es relevante.

2- Acelera tu sitio web

• Utiliza los servicios de caché de forma correcta.
• Si vas a incluir un video, configúralo para que NO se cargue automáticamente.
• Prepara los enlaces externos para que se abran en nuevas ventanas o pestañas del navegador.
• No permitas que los anuncios distraigan tu contenido: coloca anuncios estáticos en los lados y evita las ventanas emergentes y los anuncios multimedia que se cargan automáticamente.

3- Mejora la Usabilidad

Haz que tu texto sea legible mediante una organización adaptable y el uso de fuentes (tipografías) más grandes, listas con viñetas, uso apropiado de espacios en blanco, buen contraste de color y titulares grandes.

Recuerda que no todo el mundo puede leer letras pequeñas. Y a pesar de que el usuario puede presionar Ctrl-Plus (más) o Ctrl-Minus (menos) para hacer que el contenido sea más grande en el navegador, ellos apreciarán que te tomes el tiempo para fijar un tamaño de fuente (letra) adecuado. Separa grandes cantidades de texto con imágenes y gráficos relevantes y bonitos. Usa diseños bien organizados y responsive (adaptables) que permitan una navegación rápida y fácil en todas las plataformas y navegadores.

4- Fomenta el compromiso

Intenta finalizar tus publicaciones con un llamado a la acción para tratar de que la gente comente tus artículos o realice la acción que desees como el siguiente paso.

5- Usa enlaces internos con una frecuencia razonable

Asegúrate de incluir al menos un enlace interno en cada artículo que escribas. Cuando sea muy relevante, incluso pon otro más. Además de ayudarte con la tasa de rebote, es una buena práctica de SEO.

6- Haz que tus enlaces externos se abran en una pestaña nueva

Una de las causas frecuentes de los rebotes es que un usuario haga click en un enlace que espera abrir en una nueva pestaña, solo para descubrir que éste sustituye (se abre) en su ventana actual. Muchas veces, estos usuarios no regresan más y tú te quedas con un rebote. El hacerlo de manera correcta, es decir, que se abra en una pestañan nueva, ayuda a mantener al usuario navegando en tu contenido.

7- Provee Contenido de Calidad

Cuando le das a tu visitante lo que él o ella quiere, es probable que se quede más tiempo en tu sitio web. Y si además de eso, el visitante ve otra información útil, puede leerla o marcarla para volver después. Pero si el usuario no encuentra lo que quiere, probablemente no vuelva nunca.

Así que, sigue estas reglas…

– Siempre brinda más opciones para continuar navegando
– Ten un mensaje principal obvio.
– Usa encabezados y subtítulos claros.
– Adapta el contenido a los visitantes específicos (tu público meta).
– Utiliza buena escritura e imágenes con estilo.
– Haz que tu contenido esté libre de errores.
– Incluye un llamado a la acción claro y enlaces obvios para los próximos pasos.
– Usa tu Blog de una manera inteligente
– Crea contenido bueno y fresco de forma regular

8- Ten un BUEN Diseño

Trabaja en tu diseño. No hay dudas al respecto. ¿Cuál es la primera razón por la que una persona se siente atraída por otra? La apariencia; y después de eso, van otros factores. Entonces, la forma en que diseñas tu sitio web tiene un impacto significativo en tus visitantes. Hazlo atractivo, encantador, hermoso y adaptable.

Algunas de las razones principales por las que las personas abandonan un sitio web desde la perspectiva visual son:

– Diseño web pobre
– Uso de un contraste pobre
– Mal sistema de navegación (Menú)
– No utilizar un diseño adaptable. Esto hace que sea difícil de leer en diferentes dispositivos.
– Usar demasiados anuncios
– Usar demasiado texto. No es que no puedas usarlo, sino hacerlo de una manera inteligente
– Formate deficiente (sin usar negritas, cursivas, subrayado, etc.)
– Poco o ningún espacio entre líneas y párrafos
– Falta de encabezados y subtítulos. Tu título principal debe resaltar todo el beneficio de tu artículo
– La página de aterrizaje tarda demasiado en cargarse
– Contenidos de audio o video que se reproducen automáticamente tan pronto como se carga la página. Esto es muy molesto para los visitantes. Evítalo a toda costa.

CONCLUSIÓN

La Tasa de Rebote es una métrica muy importante. Debemos vigilarla todo el tiempo, ya que es uno de los principales indicadores que nos dice que tenemos problemas en nuestro sitio web.

Es un consultor de Redes Sociales y Marketing Digital, fundador de LFStudio y LFTrainings. Es también autor y emprendedor. Ayuda a pequeñas empresas a crecer, obtener clientes y generar ingresos.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top