skip to Main Content

La Importancia de un buen Dominio

Tiempo de Lectura: 7 minutos

Desde el punto de vista del marketing, la importancia de un buen nombre de dominio es fundamental, ya que es la base sobre la que construimos nuestro negocio en línea. Si lo usamos de manera inteligente, puede convertirse en un activo invaluable, ya que podemos promover nuestro servicio principal alineado con nuestro nombre de dominio mediante la implementación de algunas estrategias de SEO. Antes de entrar en detalles, veamos primero su definición.

¿Qué es un Nombre de Dominio?

Un nombre de dominio es la representación de texto de una cadena numérica que se utiliza para identificar una dirección en Internet. Cada computadora en Internet tiene una dirección de protocolo de Internet (IP) que es una cadena única de cuatro o seis números separados por puntos. Y cuando digo cuatro o seis números, eso significa IPv4, que es el estándar e IPv6 que es un rango más amplio de direcciones IP, ya que se van agotando a medida que Internet crece.

Por ejemplo, cuando abres un navegador web, lo más probable es que utilices un motor de búsqueda. Cuando vas a la barra de direcciones, lo que escribes es una palabra, por ejemplo, escribes Google.com. De lo que quizás no te des cuenta es que el nombre del sitio web en realidad se traduce en números que representan esa dirección IP, en este caso, 172.217.6.238, que es la dirección IP del nombre de dominio de Google.com. Si escribes Yahoo.com, se resuelve en esta dirección IP 98.138.253.109.

Los nombres de dominio se crearon en forma de cadenas de caracteres porque es más fácil para los seres humanos recordar nombres en lugar de números. Cuanto más corto sea un nombre de dominio, mejor lo recordará la gente. La ICANN es la corporación que se encarga de la administración de todos los dominios en Internet. A continuación tenemos algunos de los aspectos más importantes de por qué un nombre de dominio es tan importante.

Le da CREDIBILIDAD a tu negocio o empresa

Cuando tienes tu propio nombre de dominio, esto hace que tu empresa se vea profesional. Si publicas tu sitio a través de un ISP (Proveedor de Servicios de Internet) o un sitio de alojamiento web gratuito, o esos creadores de páginas “todo en uno” comunes que existen, terminará con una URL más o menos así: www.theisp.com/tu negocio.

Esta dirección genérica no inspira confianza en un cliente como lo hace un nombre de dominio tuempresa.com. Dado que muchas personas aún no confían en Internet y el comercio electrónico, querrás hacer todo lo posible para demostrar que tu pequeña empresa merece su dinero. Si no estás dispuesto a pagar el dinero para registrar un nombre de dominio adecuado para utilizarlo en un alojamiento de pago, ¿por qué los consumidores pensarían que te esforzarías por crear productos o servicios valiosos? Simplemente no pueden confiar en ti solo por este pequeño y, al mismo tiempo, gran detalle.

Algunos dueños de negocios intentan reducir costos alquilando, en lugar de comprar, un nombre de dominio. Esta no es una buena idea de negocios, ya que demuestra que ni siquiera te importa lo suficiente como para invertir en tu propio enlace. Recuerda: si te ves barato, tus clientes te tratarán como barato.

Importancia de un buen Dominio

Tener un nombre de dominio y un sitio web te coloca inmediatamente frente a tus competidores que simplemente no lo tienen. ¿Recuerdas lo que dijo Bill Gates?

Cuando tienes una afirmación como esa, y especialmente viniendo del hombre que durante los primeros 20 años del siglo XXI ha sido el hombre más rico del planeta, tiene que enviarte un mensaje fuerte y claro de que debes tener presencia en línea con tu dominio y sitio web. Al hacerlo, estás dando una sólida impresión a tus clientes de que estás utilizando la mejor herramienta de comunicación que jamás haya existido: el Internet.

Cuando tienes tu propio dominio, esto le dice al mundo que te tomas en serio lo que haces. Y no solo eso, les dice a todos que estás pensando en el futuro. Tu negocio pasa de competir en un mercado local a uno global.

Libertad para tu presencia en Internet

Si en algún momento decides cambiar de proveedor de hosting, o simplemente seleccionar otra plataforma, tener tu propio dominio te permite trasladarlo rápidamente a donde quieras. Pero, si estás utilizando una plataforma semi-gratuita, como Wix.com, SquareSpace, entre otras, ni el nombre, ni el sitio, ni su contenido te pertenecen. Deberás comenzar desde cero, seleccionando otro dominio que esté disponible, lo que destruirá la marca que ha construido con tu primera dirección o nombre de dominio.

SEO y Posicionamiento

El dominio correcto atrae a personas que buscan un tema similar. Si decides y puedes registrar un dominio que coincida con el concepto o el nombre de tu servicio principal, en lugar del nombre de tu empresa, puedes atraer mucho tráfico de personas que buscan ese término. Por ejemplo, si creas sitios web y te encuentras en Nueva Jersey, EE. UU., y tienes un nombre de dominio de NewJerseyWebDesign.com, es probable que te encuentren cuando alguien busque ese servicio en esa ubicación.

Es realmente importante comprender que elegir un nombre de dominio puede ser de vital importancia para el éxito de tu negocio en línea, por lo que debes pensar mucho en ello. Cuando estés pensando en comprar un dominio, tómalo en serio. Si es posible, deja que otras personas lo vean para ver qué piensan del mismo antes de seguir adelante y comprarlo. Si cometes un error, puede ser costoso y difícil de cambiar, especialmente si ya tienes una posición en un motor de búsqueda y una cantidad de clientes que ya la conocen. Por lo tanto, es mucho mejor hacerlo bien desde la primera vez.

  Un Nombre de Dominio CONSTRUYE tu Marca   

Más que cualquier otra cosa, un nombre de dominio puede aumentar el reconocimiento de tu marca. Si el nombre de tu empresa y tu nombre de dominio son iguales, esto refuerza tu marca y facilita que los clientes te recuerden. También hace que sea más fácil para los clientes potenciales y existentes mantener tu nombre en sus mentes y contárselo a sus amigos.

La conclusión es que un buen nombre de dominio puede contribuir en gran medida a generar tráfico a tu sitio web y construir tu reputación. Eso, a su vez, dará como resultado más clientes y más ventas.

El Precio

Este es un punto súper importante. Todos los días se registran miles de dominios. De la misma forma, se eliminan miles de dominios del registro global. En este último caso, son los dominios cuyo ciclo de vida ha expirado. Esto se debe a que hay muchas personas y empresas, que se llaman Domain Hunters, que se dedican a buscar dominios buenos que estén disponibles en la web, registrarlos por un precio muy bajo y luego venderlos por un precio muy alto.

Por ejemplo, un dominio que puede costar de $12 a $35 , puede venderse en $100,000 dólares e incluso más. Esto es cierto. Y lo hacen así porque en Internet no hay regulación en esto, como lo dice muy claro la ICANN, que es la corporación global: “El primero que llega es el primero en ser atendido”. En otras palabras, un nombre de dominio pertenece al primero que lo compra. Si alguien más, incluso una empresa grande, quiere obtenerlo, tiene que llegar a un acuerdo con el propietario, es decir, la persona que lo registró (compró). Es difícil entenderlo o aceptarlo, pero así es.

Si alguien, de una forma u otra, registró el dominio que querías, ya sea tu nombre o el de tu empresa o producto, solo hay 4 cosas que puedes hacer:

1- Compras al precio que te pidan (Esto NO es recomendable a menos que tengas mucho dinero)
2- Te pones en contacto con la persona o empresa que lo tiene a la venta para ver si te puede hacer una oferta mejor, cosa que de hecho se hace muchas veces.

3- Esperas “un milagro” y oras para que el propietario permita que caduque o expire; o simplemente que se le olvide renovarlo.
(Suena raro, pero a veces funciona. En 2012 perdí mi dominio luisfederico.com y 8 años después lo recuperé.)

4- Simplemente buscas otro nombre de dominio que sea similar a ese y sigue adelante.
(Esta es la opción más inteligente.)

Para que te hagas una idea, Mark Zuckerberg pagó $225,000 dólares para adquirir el dominio Facebook.com. Para entonces, aún no era el gigante de las redes sociales que conocemos hoy. El que usó fue TheFacebook.com pero prestó atención a una recomendación de Sean Parker y resultó ser una excelente decisión.

En 2010, Facebook compró el dominio FB.com de la American Farm Bureau Federation y pagó una suma elevada por él: 8.5 millones de dólares, que es 40 veces más de lo que la empresa pagó originalmente por facebook.com.

Una característica de los mensajes de Facebook es que asignan una dirección de correo electrónico personalizada de Facebook.com. Si un amigo envía un mensaje a su correo electrónico de Facebook, lo recibirá en su bandeja de entrada de Facebook. Desafortunadamente, los empleados de Facebook ya usaban el dominio Facebook.com para sus correos electrónicos, por lo que tuvieron que cambiar a otro dominio. Es por eso que Facebook tuvo que comprar FB.com. Puedes encontrar más información sobre esto aquí.

Recuerdo el caso de una persona que hace un tiempo hablábamos de crear un sitio web. Le dije que lo primero que tenía que hacer era adquirir el dominio y los servicios de hosting, que en ese momento era un precio muy bajo.

Me dijo que estaba trabajando en el logo, que tenía un sobrino en Colombia que lo estaba diseñando, y que tenía que consultar con su hermana antes de tomar una decisión sobre ese nombre y me pidió que esperara dos semanas. Solo le dije:    “Sé lo que te digo, es mejor que lo compres ahora, o lo vas a lamentar.”     Él dijo: “No te preocupes, Luis. Va a estar disponible.” Le dije, Ok. Ya más tarde ese mismo día estuve pensando en comprarlo y reservarlo para él, pero como varias veces me dijo que no, entonces decidí dejarlo así y no adquirirlo.

Dos semanas después, revisé la disponibilidad de ese dominio, y vi que un cazador de dominios lo adquirió y lo tenía a la venta. Ahora el precio era $3,875. Me puse en contacto con la persona, abrí el navegador frente a él, escribí su dominio y cuando vio el precio sus ojos no lo podían creer. Estaba en estado de shock. Solo le dije:   “Tú sabes sobre tu negocio, pero yo sé sobre esto.”    En el momento en que estaba escribiendo este artículo, revisé nuevamente ese dominio, y ahora, no era el precio anterior, para entonces era de $14,195. El problema grave fue que él registró su empresa y preparó todos los documentos bajo ese nombre que ya había sido tomado por alguien que vio una oportunidad con dicho dominio.

CONCLUSIÓN

Son muchas las razones para obtener un buen nombre de dominio. Tu elección de nombre de dominio puede tener un gran impacto en la imagen y el prestigio de tu negocio o compañía y también influye en el éxito de tus actividades en la web. Tu dominio es tu marca, y tu marca lo es todo.

Un millonario me dijo una vez: “Luis, no dudes en adquirir un dominio, porque un dominio, más allá de su precio, tiene un valor inmenso para ti, tu marca y tu negocio.”

Por lo tanto, cualquier pregunta que puedas tener sobre los dominios, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estoy aquí para ayudarte.

Es un consultor de Redes Sociales y Marketing Digital, fundador de LFStudio y LFTrainings. Es también autor y emprendedor. Ayuda a pequeñas empresas a crecer, obtener clientes y generar ingresos.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top